Toda persona que haya generado obligaciones de pago al firmar un contrato donde se comprometa al pago de un servicio financiero y/o no financiero, cuenta con una historia de crédito y un hábito de pago.

La Historia de Crédito es el registro de las obligaciones crediticias actuales y pasadas que una persona ha tenido y la forma cómo las ha atendido.

Experian recibe la información de las diferentes entidades y consolida dicha información en la Historia de Crédito pero, además, a diferencia de la información que hoy existe en el mercado, en la Historia de Crédito de Experian, su historia de buen pagador cuenta; por ello, la mostramos en su historial, lo cual debe influir positivamente en la evaluación crediticia que las diferentes entidades realicen.

Sin embargo, esta información sola no es determinante para que a usted se le conceda un préstamo. Las entidades prestadoras de servicios y créditos utilizan, también, otros criterios propios, tales como: factores demográficos, económicos y otros, para decidir, de acuerdo a sus propias reglas internas, si usted califica o no para un préstamo.

De todos modos, es importante que usted conozca la información de su hábito de pago, tal como la ven las diferentes entidades, ya que le permite:

  • Estar informado sobre las obligaciones que figuran a su nombre y cómo las viene pagando.
  • Conocer qué entidades están revisando su historia.